¡acusticazo!

Foto: Guillermo Wood.
Tres autores de canciones. Tres guitarristas que saben de bandas y caminos solitarios. Tres grandes que eligieron reunirse, sin electricidad, para combinar sonidos, compartir repertorios y preparar varias sorpresas de esas que no se olvidan.

Diego Presa tenía agendada una fecha en la Zavala Muniz, el primer martes de mayo de 2016, con el plan de seguir presentando el disco 13 canciones. Cambió de idea. Tuvo ganas de que pasara algo distinto. Decidió invitar a un par de amigos. Dos tipos como él, cantautores, con no pocas cosas en común: los tres son montevideanos, admiradores de Dino y el Darno, y comparten una indisimulable cercanía por una poética urbana y densa. Cantores que quieren y saben decir: así fue que Diego no dudó y convocó a Franny Glass y Garo. "A Gonzalo (Franny Glass) lo conocí en la escuela de cine, hace unos cuantos años, y ya habíamos tocado juntos en la avant premiere de la película El cuarto de Leo, de Enrique Buchichio", explica Diego. "Y el año pasado invité a Garo a cantar "Ahora que todo gira", de Megget-Dino, en una actividad por el Día del Libro organizado por librería Lautreamont".

Encuentros y planes
Dice Gonzalo (Franny Glass): "Cuando me llamó Diego para hacer este concierto, yo venía pensando en la posibilidad de hacer algo junto a él, en algún momento cercano, y a la vez estaba por compartir, con Garo, una fecha en Paullier y Guaná. Fue como si estuviera esperando esa llamada".
Dice Garo: "Nos juntamos en el bar Flores, luego de la propuesta de Diego, y una de las primeras cosas en la que coincidimos, los tres, fue en concebir un show sin más músicos e intérpretes que nosotros mismos".
No le dieron muchas vueltas. Se pusieron a ensayar, rotando el lugar de ensayo y con la consigna de hacerlo de noche, sin amplificación. "Por el camino que han tomado las canciones, en estos ensayos que llevamos preparando la fecha, la decisión fue un gran acierto, además de una locura", remarca Garo. El martes 3 de mayo, finalmente, subirán al escenario de la Zavala Muniz, para hacer un "nosotros tres", remedando, sin proponérselo, aquel legendario encuentro entre Darnauchans, Galemire y Rivero, hace exactamente treinta años. Por las credenciales artísticas de estos tres contemporáneos, por la calidad de las composiciones y la capacidad ampliamente demostrada como intérpretes, la noche que reunirá a Diego Presa, Franny Glass y Garo, en el escenario de la calle Buenos Aires, será inolvidable.

El plan acústico
¿Qué tiene de especial la química entre guitarra y voz, tanto para la canción como para la comunicación artista-público?
DP: Creo que remite directamente al momento íntimo del nacimiento de la canción. La soledad y el deseo de comunicar, la búsqueda de la comunión. De alguna manera eso se vuelve a vivir, representado, en el escenario.
¿Y qué han ido encontrando en los ensayos, en el formato trío, sobre a todo a nivel de la sonoridad de las guitarras?
FG: En los primeros ensayos definimos que no utilizaríamos guitarra eléctrica. Eso nos dio una limitante tímbrica, que obligó a buscar diferentes maneras de acompañar una canción.
DP: Los roles de las guitarras van cambiando de canción a canción. Y hay cierto cariz tendiente a lo minimalista y acústico. Como que estamos encontrando diferentes formas de abordar lo arreglístico.
G: En lo personal, me reencontré como guitarrista luego de varios años de guitarras proscriptas y vedadas. Por otra parte, en el trabajo de arreglar nuestras canciones y alguna ajena, es notorio que compartimos una matriz estética y una intención en el resultado. Ha sido una sorpresa la manera de trabajar juntos, compartiendo códigos estéticos y éticos.

Asuntos de repertorio
¿Qué repertorio eligieron para la presentación en la Zavala Muniz?
DP: Vamos a tocar canciones de los tres y algunas versiones. Definimos que va a ser un concierto totalmente compartido, los tres en el escenario todo el tiempo, interviniendo en el repertorio de cada uno.
FG: Solamente podría agregar que al elegir mi parte del repertorio, tuve todo el tiempo presente que eran canciones para interpretar junto a ellos dos. Y en cuanto a las versiones, intentamos no ir a lo obvio. Creo que esto último, en parte, lo logramos.
¿Qué sería lo obvio, a la hora de elegir versiones?
FG: La evidencia de que, por ejemplo, los tres hacemos o hemos hecho versiones de Dino... Lo que intentamos, de alguna manera, fue acercarnos a canciones que no fueran lo primero que a uno se le puede pasar por la cabeza cuando piensa en nuestros proyectos. Creo que, en cierta forma, la mayoría de las versiones que haremos van por ahí.
DP: Hicimos una lista larga de autores y canciones a versionar. Y era muy diversa, tanto en lo temporal como en lo estilístico. De El Sabalero a El Kinto, pasando por Leonard Cohen. De esa lista, elegimos algunas, pero mejor que quede en el terreno de la sorpresa.

Entre bandas y solistas
Hay una circunstancia que comparten Diego, Garo y Franny Glass. Los tres empezaron, en el terreno de la canción, formando parte de bandas de rock. Diego Presa como compositor y voz principal de Buceo Invisible, colectivo que continúa integrando. Tuvo la necesidad de iniciar un camino paralelo en plan solista, con la paradoja de que terminó armando una banda paralela en el disco 13 canciones. Ahora bien, la idea de la juntada del martes en la Zavala Muniz evidencia, otra vez, la vuelta a la intemperie, al plan guitarra y voz.
Garo, fundador, compositor y guitarrista de La Trampa, se propuso investigar en otra forma de canción al desarmarse la popular banda rockera. Grabó un disco, en el que se probó como cantante de sus propias canciones, y también -como Diego- debió armar una nueva banda para defender las nuevas canciones en directo.
La peripecia de Gonzalo Deniz es similar a la de sus dos colegas. Llevaba la primera guitarra y la voz principal de Mersey, pero le salían tantas canciones que armó el proyecto paralelo Franny Glass, en plan cantautor, que tuvo un impacto y una resonancia tan fuerte que la cita literaria a Salinger se convirtió en su nombre artístico.
Dice Diego: "Me gusta explorar distintas formaciones. Cada grupo de músicos genera un paisaje diferente. Buceo Invisible es un grupo de muchos músicos -por momentos tocamos con cuatro guitarras eléctricas, bajo y batería al mismo tiempo-, y eso, por supuesto, define el sonido y la dinámica. A veces necesito volver a acompañar mi voz con pocos elementos. Disfruto mucho esas idas y vueltas".
Dice Gonzalo (Franny Glass): "Con el tiempo he ido notando que a la hora de hacer un disco puedo tener un interés especial en cierto formato, cierta manera de tocar, o determinada textura. Pero siempre debajo de eso está la intención de crear un repertorio sólido, que aguante futuras inquietudes en cuanto a la manera de interpretar. Al final, más allá de cómo uno grabe o toque en vivo, lo que quedan son las canciones que hay detrás. En esta situación, somos tres compositores acompañándonos en nuestros respectivos repertorios y con cierto nivel de intervención en la canción del otro. Pero en cada caso, hemos puesto especial énfasis en que prevalezca la canción. Es más bien buscar variantes para presentar el repertorio. Homogeneizar en el sentido de que hay varias autorías a lo largo del espectáculo y heterogeneizar, en cuanto a buscar no repetirnos en la manera de abordar las canciones".
((artículo publicado en revista CarasyCaretas, 04/2016))

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS