espíritu independiente

La primera edición del festival de música independiente Aut-Out fue en la Vaz Ferreira, en la breve e intensa primavera que vivió esta sala pública en el 2014, dando espacio a expresiones emergentes y a ideas difíciles de llevar en la dura intemperie del mercado.
Aut-Out, que lleva el subtítulo "Autores de acá y de afuera", nació con un sello curatorial claro y definido, gracias al impulso y la gestión de la productora Patricia Papasso, apuntando al cruce de artistas en el escenario y a que las respectivas propuestas integren repertorios fuera de los contextos cotidianos. Nada de ir a presentar un disco ni el trillado set de "grandes éxitos", sino la posibilidad de apuntar a zonas más riesgosas, incluyendo versiones de otros autores. Un desafío para los artistas y también para el público, ya que la experiencia implica escuchar cosas nuevas, no convencionales.
"Me encanta producir y gestionar cultura", dice Papasso. "Por eso siempre estoy pensando en cosas que me gustaría ver y disfrutar como espectador". El germen de Aut-Out se le ocurrió en un show de La Hermana Menor, cuando los liderados por Tüssi hicieron una versión de "El ángel Azul", del Darno, en el entrañable Espacio Guambia. "Fue una sensación muy intensa escuchar a una banda haciendo una versión de alguien que es una referencia creativa evidente. Ahí me dije que era posible trazar una línea que conecte las versiones que hacen las bandas con las canciones de su propia autoría".
Este es el juego que buscó Papasso que jugaran las bandas que participaron del primer Aut-Out. Y como la experiencia fue más que buena, se planteó una segunda edición, que o será en la Vaz Ferreira. Esta vez las bandas estarán sonando en Cinemateca 18, lo que implica una toma de posición de la productora y los artistas convocados ante el duro momento económico que vive la institución. "Tener la posibilidad de aportar un parte de lo recaudado para Cinemateca Uruguaya me hace pensar que voy por el camino que quiero. Todo parece tornarse especial. Comulgar cine y música en las tres fechas del ciclo suma algo más a la propuesta que la hace imperdible".
Varias de las bandas que participan de la segunda edición del festival Aut-Out están presentando nuevos trabajos discográficos o vuelven a la escena, como es el caso de Laura y Los Branigan y de Pompas. Otras tienen músicos en común y amistad arriba y abajo del escenario, como La Hermana Menor y los ya citados Buenos Muchachos. También hay lugar para una fecha de intercambio rioplatense, con los locales Eté y los argentinos Acorazado Potemkin.
LHM - BM
La primera fecha, el jueves 12 de noviembre, será con dos de las bandas de mayor prestigio y trayectoria de la escena independiente. La Hermana Menor participó en la primera edición del ciclo y tiene más que claro el juego: "
Durante este año casi que nos volvimos una banda de versiones, en nuestra formación acústica, por lo que introducir algo de ese material en el show no es gran problema", dice Tüssi.
Los Buenos Muchachos, por su parte, han tenido experiencias varias de hacer shows con versiones y de compartir escenario de manera activa con otras bandas: "Es un desafío poder versionar artistas que son referencia de la banda", apunta el guitarrista Marcelo Fernández. Y anticipa que las dos bandas tienen preparadas tres canciones donde participarán todos en escena. "Esta es la primera vez que tenemos la oportunidad de juntarnos de esta manera con La Hermana Menor, así que esta fecha es única y diferente con respecto a las veces que hemos tocando juntos". Dejaron planteada una regla estricta, a cumplir en el show: cada integrante tocará como mínimo cuatro canciones del repertorio de la otra banda, por lo que los Buenos y La Hermana prácticamente se "fundirán" en un solo grupo para la primera fecha de Aut-Out.
"Es una circunstancia bastante particular", puntualiza Tüssi. "Porque aunque nos conocemos y somos compañeros de ruta desde hace veinte años, no habremos tocado con los Buenos más de tres o cuatro veces, incluso teniendo el mismo baterista, por lo que decidimos hacer un menjunje bastante particular. No quiero adelantar mucho porque me gustan las sorpresas y suponemos que al público también".

Puente rioplatense
Una de las apuestas fuertes del ciclo es la visita de los argentinos Acorazado Potemkin. Compartirán fecha el jueves 19 de noviembre con Eté & Los Problems, banda liderada por Ernesto Tabarez que viene de ganar varios premios Graffiti con el disco El éxodo. "La idea de tocar en una sala como Cinemateca 18, mezclando nuestras canciones con otras, nos resulta estimulante", cuenta Tabarez. "Hemos estado trabajando sobre algunas canciones que nos acompañan desde siempre, y algunas que la casualidad ha devuelto a la memoria. Aún no hemos descifrado cómo termina esto, y así está bien".
Los Potemkin tienen el recuerdo, entre sus cruces a Montevideo, de un recital muy entrañable, en Guambia, con los amigos de Buceo Invisible. Esta vez, compartirán con Eté y estarán intercalando canciones de su segundo disco Remolino con versiones de temas de Lila Downs y Adriana Calcanhotto. "Ellas son de dos países distintos y vienen de géneros musicales muy diferentes a lo que hacemos nosotros", dice Juan Pablo Fernández. "Sin embargo, tratamos de apropiarnos de sus temas para hacer nuestras versiones y, sobre todo, ser otros, al cantar palabras de mujer"
Acorazado y Eté ya han tocado juntos en un Buenos Aires. Se conocen muy bien. "Son de lo mejor que hemos escuchado de Uruguay en los últimos años", dice Fernández. "Tienen una energía arrasadora y saben también ser sutiles y susurrar sus letras. Tenemos mucho en común con Ernesto y los muchachos: un recorrido de años, y la necesidad rockera de subirse al escenario a compartir, a decir algo nuevo, algo que enamore cada vez". Si bien la distancia vuelve un poco más difícil la preparación de cruces en el escenario, Tabarez y Fernández dejaron claro que sabrán cumplir con la consigna del Aut-Out.

Aires renovados
Pompas y Laura y Los Branigan serán los encargados de cerrar el ciclo, el jueves 26 de noviembre. "Estamos muy felices de participar en la segunda edición de este ciclo de rock alternativo, y muy entusiasmados con la idea de tocar en un cine", dice Laura Gutman, siempre al frente de Los Branigan. "Es una muy buena oportunidad de hacer música en un espacio de esas características y proyectando en una pantalla de esas dimensiones es algo muy especial".
Sobre el intercambio con Pompas, quienes volvieron a los escenarios este año 2015 en formato trío, Gutman asegura que los cruces siempre son enriquecedores, así que aprovechará la oportunidad para poder compartir e intercambiar. "No lo planeamos aún, pero tenemos mucha confianza que el encuentro será con respeto y cariño por la música", dice Valerio Jardim, guitarrista y cantante de Pompas.
En cuanto a la presentacion de su grupo en el Aut-Out, sueña con un buen show en formato trío, acompañado por Coelho y Sierra en el escenario. "Siempre tocamos diferetes temas, según el día o la semana... Veremos cuál elegir, si Violeta o  Darno, si algo acústico o gigante".

((artículo publicado en CarasyCaretas, 11/2015))

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS