en busca de lo mágico


Babilonia es un grupo de teatro de la Ciudad de la Costa que viene trabajando desde el año 1995 en espacios convencionales y no convencionales. Algunas de sus puestas en escena pudieron verse en salas montevideanas como El Galpón, Circular y Teatro del Mercado. "Si bien se hacen muchas cosas en la zona, generalmente son por un día o dos", dice Alejandra Weigle, fundadora e integrante del grupo. "No hay costumbre de una temporada de dos meses, con tres funciones semanales, como proponemos con Los descreídos. Es algo nuevo que estamos intentando instaurar". El nuevo espectáculo de Babilonia se presenta en una zona de monte, a pocos metros de la playa, en el cruce de Costanera y Avenida Central, de jueves a sábados a las nueve y media de la noche. Desde su estreno, en el mes de enero, el público se viene acercando con entusiasmo. "Nos ha sorprendido que se ha acercado bastante más público del esperado, incluso desde Montevideo, y en familia", agrega Weigle.

CIRCO EN LA ARENA
Los integrantes de Babilonia se pusieron a investigar -con idea de armar un montaje teatral- en la mitología rioplatense. Imaginaron primero un fogón central para la trasmisión de cuentos y leyendas. Imaginaron luego una especie de circo encallado en la arena, perdido en el tiempo, del que surgen todas esas leyendas. Los descreídos tenía que ser sí o sí un espectáculo al aire libre. "Nos dimos cuenta que si bien hay muchos elementos en común con creencias de otras regiones, las nuestras tienen que ver mucho con nuestra geografía y paisajes", dice Weigle, autora y directora del espectáculo.
El monte, el mar y la noche, precisamente, además de conformar el entorno mágico que la temática de Los descreídos requiere, es parte central de la identidad de la Ciudad de la Costa. "La investigación la comenzamos hace unos cuantos años, ante la necesidad personal de adentrarnos en el mundo espiritual como respuesta a una realidad muy materialista. Desde el inicio nos interesó nuestro propio paisaje de mitos, apariciones y lugares encantados, que sentimos estaban siendo sepultados por creencias extrañas". Leyeron numerosa bibliografía y acopiaron numerosos relatos orales que les facilitaron el camino. La obra -cuenta Weigle- no fue fácil de escribir. Está concebida en dos planos: uno verbal y otro visual, que se relacionan generando un entorno mágico y misterioso. "Desde el inicio planteamos un camino, una procesión de los espectadores hacia el escenario; esto permite relacionarnos mucho con el público para conectarlos con el mundo fantástico".

ARTE POPULAR
La cercanía de la playa, con el viento y el sonido del mar, potencia el escenario mágico buscado por Weigle y sus compañeros de grupo. "El entorno es maravilloso y nos ayuda enormemente en la obra, pero varía cada vez y debemos adaptarnos a él y usarlo a nuestro favor. Hay días con mucho viento y es más dificultoso hablar, hay días de luna llena y mucha claridad, entonces los actores debemos ocultarnos más en el paisaje".
Babilonia tiene como grupo una amplia experiencia en espacios no convencionales y en los códigos del teatro popular. La inclusión de máscaras, de elementos sonoros y musicales desplegados por los actores, son algunas de las técnicas que manejan desde hace años en acciones de teatro callejero y de arte popular. El equipo actoral de Los descreídos, integrado por la propia Weigle, Mariella Fierro, Eduardo Migliónico, Silvina Migliónico, Diego Balliva y Alejo Buysse, tiene en este nuevo espectáculo una fuerte exigencia en lo corporal y vocal. "Hubo entrenamiento importante en el trabajo del cuerpo y la voz para poder afrontar el escenario al aire libre, el subir y bajar las dunas, y manejar un escenario de grandes dimensiones. Es además un espectáculo de mucha interacción con el público; todo el tiempo se lo mira a los ojos y se le habla frontalmente".

((artículo publicado originalmente en revista CarasyCaretas))

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS