naturaleza estática



Constelaciones de campo es una instalación audiovisual de cuadros audiovisuales estáticos de un minuto de duración. Las imágenes fueron tomadas por las artistas Irina Raffo y Valentina Torrado en el campo uruguayo exhibieron en noviembre de 2014 en la galería de arte berlinesa Project Space Lehrter Siebzehn.


Irina y Valentina se debían una obra artística juntas, en colaboración. Terminaron uniendo dos contextos muy diferentes: el campo uruguayo y el paisaje industrial de Berlín. El desarrollo de la obra que imaginaron y finalmente presentaron el pasado 21 de noviembre en Project Space Lehrter Siebzehn las llevó a vivir varias aventuras y a coincidir en búsquedas estéticas con la impronta que cada una maneja en sus respectivas carreras en el arte contemporáneo.
Irina Raffo es fotógrafa y vive en Montevideo, aunque el aprendizaje del arte la ha llevado a residencias en sitios como Dublin y Barcelona. Entre sus trabajos destacan la muestra de post-fotografía Por los caminos de Land y la serie Interiores de mi familia, seleccionada en el último Salón Nacional. Valentina Torrado es artista y vive en Berlín desde que se fue becada en el año 2006. Pinta, arma instalaciones y videoinstalaciones, también es fotógrafa y parte de su obra pictórica Ensayos en rojo neón pudo verse en Manantiales, en la Fundación Atchugarry. Expone habitualmente en galerías de arte contemporáneo alemanas.
Se conocieron en Montevideo, hace más de diez años, cuando comenzaban la carrera de Comunicación en la Universidad Católica del Uruguay. Se hicieron amigas. Realizaron varios proyectos en conjunto, entre ellos la tesis de graduación denominada Lo Abyecto en el Are Contemporáneo, bajo la tutoría de Soledad Hernández. "La idea de trabajar en esta exposición nació un poco de manera espontánea", cuenta Valentina. "Le propuse a Irina de hacer imágenes experimentales del campo uruguayo, pero pensadas en su origen para otro proyecto, uno de danza-teatro a realizar en Alemania. Luego la idea fue tomando otro rumbo, hasta desembocar en Constelaciones de campo".
La primera consigna derivó a una instalación de "cuadros audiovisuales estáticos", de gran formato, que se montaron en el espacio de la galería berlinesa Project Space Lehrter Siebzehn. Los videos combinan escenas rurales con diálogos subtitulados de las propias autoras, que comentan lo que ven. Las imágenes no son manipuladas, sino que captan lo que acontece en ese “aquí y ahora”: a los diálogos que suceden de fondo y se vuelven protagónicos, se suman sonidos de animales y de la naturaleza.

***

¿Qué familiaridades estéticas encuentran en sus respectivas obras anteriores, en especial en el trabajo de la fotografía puesta en debate, saliendo de la imagen fija a experimentaciones con video o con "impresión" en pantallas luminosas?
IR: Siempre me ha cautivado la frontera entre la fotografía fija y la imagen cinematográfica. Pienso en los límites que separan ambos lenguajes, dónde se complementan, dónde comienza uno y termina el otro. En uno de mis últimos proyectos, Por los caminos de Land (CCE Noviembre 2012), realicé una serie de ‘videos-fotográficos’ que desarman el concepto de fotografía cuestionando el embate de los nuevos medios, como el video digital. La estaticidad del acto fotográfico se disuelve en el devenir de una no-acción filmada. A través de la desnaturalización de las reglas de comunicación fotográfica, los actores frenan deliberadamente el tiempo bajo una ilusoria ausencia de movimiento.
VT: En mi caso, como antecedente a este formato, yo ya había realizado un espectáculo de danza-teatro en Berlín que fue presentado en el Festival Internacional de Literatura de Alemania, con un proyecto en homenaje al centenario de Juan Carlos Onetti titulado ProjektOnetti. Ahí trabajé con grandes proyecciones en video del artista Héctor Solari. También realicé un proyecto llamado Je suis, la creación de varias figuras que intervenían en distintos lugares del mundo, con el fin de explorar los espacios elegidos. De manera espontánea y sin líneas fijas, cada paso y movimiento de los personajes fueron captados por el lente de la cámara. El resultado está plasmado en una serie de videos y fotografías.
¿Por qué eligieron fotografiar escenas rurales, del campo uruguayo?
VT: La idea empezó con el proyecto de danza-teatro, en el que quería trabajar con el concepto de híbrido entre ambas culturas, con imágenes típicas de paisajes de Sudamérica conjugadas con las del paisaje alemán. El tema “campo” fue elegido como ejemplo representativo. Lo interesante de la elección del formato de “naturaleza muerta, pero en movimiento” era esencial para retratar la importancia del tiempo y de la naturalidad y espontaneidad de ciertas escenas cotidianas en un lugar específico. Por eso la decisión estética de trabajar con el material crudo, sin ningún tipo de manipulación.
IR: Valentina necesitaba imágenes del campo para utilizar en ese proyecto, así que filmamos entonces algunas imágenes que pudieran representar lo que es el campo uruguayo. Una vez rodado el material, finalmente le dimos otro uso, y desarrollamos la idea de Constelaciones, pensando en este grupo de imágenes o fotos-videos como una serie de ventanas al campo, a través de las cuales se conformaría un universo aparte. Éste podría trasladarse de un lugar a otro en forma de video instalación.
¿Qué tipo de imágenes buscaban?
VT: La elección de las imágenes en el campo fue espontánea in situ. Las Constelaciones suponen una idea estructural para sumergir al espectador en una realidad paralela, completamente antágónica al paisaje industrial de Alemania.
¿Qué aventuras prácticas vivieron en este trabajo en conjunto?
IR: Recuerdo grabar intentando, a la vez, alejar a los niños... los primos de Valentina que nos seguían a todos lados. Inicialmente nos imaginamos las imágenes en silencio o con sonido ambiente, pero no lográbamos estar solas.
VT: Aventura fue el proceso completo de creación de la obra. Vivimos varias experiencias divertidas en el momento de grabar en el campo y en el montaje en Berlín.
¿Por qué decidieron dejar el sonido ambiente crudo y además, en el montaje, subtitular los diálogos?
VT: Los subtítulos son esenciales para retratar cada huella de lo acontecido en el momento de la grabación.
IR: Tomamos esa decisión con la intención de acentuar la impresión realista sobre esos espacios imaginados. El campo que se ve en cuadro, es lo real. Para apoyar esta idea decidimos dejar el material en crudo, y reforzar esta idea integrando en la imagen todo lo que sucedía en el momento de la grabación.
¿Cómo vivieron la jornada de la inauguración en Berlín?
IR: Fue la primera vez que expuse fuera de Uruguay. Fue extraño estar rodeada de personas que no conozco, enfrentarme a otro modo de ver, otras preguntas. Qué quiere decir uno con lo que hace. Me gustó responder esa pregunta, unas cuantas veces, descubriendo en cada respuesta algo nuevo sobre nuestro propio trabajo.
VT: La inauguración fue muy intensa, con muchísima gente.
¿Cómo sigue el proyecto Constelaciones de campo?
VT: Nuestro proyecto es que la exposición se pueda realizar en Uruguay. En Alemania ya nos ofrecieron mostrarlo en dos lugares más.
IR: Uno de los espacios que nos invitaron para mostrar la obra, también en Berlín, sería una iglesia. Veremos como adaptamos el proyecto para ese espacio. También pensamos realizar la instalación en Montevideo y en Salto, en el Museo Gallino. Son todas propuestas tentativas a confirmar en un futuro próximo.
¿Y... mañana llueve? ¿Por qué eligieron esa pregunta como subtítulo de la obra?
VT: Porque la lluvia es el tema central en el campo y alrededor de la lluvia gira la mayoría de las conversaciones y preocupaciones de la gente del campo. La lluvia es lo que mantiene vivo el motor de todo el funcionamiento de la naturaleza.
¿Qué es la fotografía para ustedes?
IR: Una forma de comunicar impresiones sobre la realidad que me rodea, reconstruyendo vivencias emocionales, recuerdos, pensamientos y sensaciones.
VT: Es una impresión e interpretación personal de la realidad.


No comments:

LECTURAS RECOMENDADAS

Noticias de cultura rock iberoamericana