dilemas temporales


El ilustrador Francisco Cunha se dedicó a investigar una serie de sus personajes para darles movimiento, hacerlos salir del papel. El resultado es Fanzine animado, obra visual que puede verse en el Subte.

Hace algunos años, en tiempos que reinaron en Montevideo el stencil y el sticker, varios artistas urbanos estamparon obras que trascendieron la calle, revelando autorías con identidades estéticas poderosas. El colectivo Big Lala, Alfalfa, Eric Schou, Agustín Sabella, Purple Dog Crew, fueron algunos de los ejemplos más destacados. Entre ellos se coló Fran, con ilustraciones -generalmente rostros- de pocas líneas, muy hábil en el uso de marcadores, a veces en plan solitario y otras en equipo con María Calvario y otros graffiteros.
Francisco Cunha es el nombre completo de Fran, ilustrador, diseñador gráfico e integrante del desaparecido grupo musical Vieja Historia. Si bien discontinuó sus salidas callejeras, nunca dejó de llenar cuadernos y libretas con ese particular trazo que lo hizo conocer en paredes y muros de Palermo y Parque Rodó. Y hace algún tiempo se le ocurrió la temeraria idea de animarlos, de darles movimiento, de salir de la figura y jugar con el transcurso del tiempo. Hizo varias pruebas, mientras aprendía y ensayaba la técnica adecuada.
Poner en el laboratorio a sus ilustraciones llevó a Cunha a anotarse en el taller de animación de Alejo Schettini. Para la sonorización contó con la colaboración de Carlos Servetto y Nicolás Rodríguez, del estudio Heavi. Eligió, en una etapa posterior del proceso, a veinticuatro personajes de una serie de bocetos de un mismo periodo, que tenían un entorno común. El desafío de animarlos lo llevó a estudiarlos uno por uno, a investigar en la esencia de cada uno de ellos, a preguntarse quiénes eran y qué estaban haciendo.
El resultado del proceso creativo de Cunha es el audiovisual Fanzine Animado, que se exhibe en estos días en la Sala M del Subte. En un fondo blanco se van presentando los personajes. Uno tras otro. Sus contornos y sus acciones, en el tiempo, en un loop que no se detiene. No hay historia. Hay la creación de una colección de frikis: una chica que camina sin detenerse, un personaje que golpea su cabeza, alguien que lee y llora su propio ojo. Diferentes acciones. Ruidos. Cuerpos que se abren y contraen, que golpean, que se mueven, que no se relacionan, o sí, armando secuencias, algo así como la multitud, la suma de veinticuatro neurosis, una composición audiovisual. Fanzine Animado gana ritmo, provoca al espectador con su simpleza puesta al servicio del exceso de simultaneidad, de la sobredosis de información. Es lo que se ve: trazos negros sobre blanco, sutileza, el mismo relato que ya elaboraba Fran desde sus primeros trabajos en muros.
Fanzine Animado comparte sala con dos instalaciones: Proceso circular de Dalila Goncalvez y 26312 pesos de Fabián Roudown. Esta circunstancia deja lugar, más allá del azar, a una posible unidad que deja entrever un tema que atraviesa los tres trabajos: el problema del tiempo. Si en Fran es el desafío de mover sus ilustraciones, el tiempo opera en la obra de Roudown (en la sala XS) como el disparador, la secuencia que lo lleva a intervenir los tickets “a cuenta” de un almacén que le salvó su economía doméstica. La obra es circular, se completa con la venta de los tickets para saldar la deuda. Y en el montaje de Goncalvez el tiempo es central (y también circular), como tópico y herramienta de la creación contemporánea. Hay que detenerse en las colecciones de lápices y bolígrafos usados, punto alto de la muestra de la Sala XL.
En definitiva, cada artista plantea, en el espacio del Subte, un dilema temporal. Y el recorrido termina, gratamente, con esa cinta sinfin de Fran llamada Fanzine Animado, una “vivencia” artística de las que escasean y hay que aplaudir, por sutileza y por la capacidad de emocionar.

Método Fran
Cada vez que me enfrentaba a un personaje, bocetaba un par de cosas que podía estar haciendo. Siempre busqué un equilibrio entre lo primero que se me venía a la mente y lo que mis habilidades de animación me permitían. En muchos de los personajes, los momentos más importantes se dan cuando están detenidos, en ese instante antes de la acción”.

((Artículo publicado originalmente en revista CarasyCaretas. Las fotografías de las ilustraciones de Cunha fueron tomadas por Juan Pablo Landarín)) 

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS