puro deseo



Caminatas en diagonal, hacia atrás, hacia adelante, recurrencias, fogonazos y la lucha para estar o no estar en la luz. La oscuridad es la luz, las verticales inmensas, la sensación de habitar una vieja-casa-maldita. Más caminatas, más recurrencias. La obsesión por salir y no poder, la obsesión por encontrarse, los cuerpos encerrados en ropas oscuras, los rituales en sombras de brazos abriendo y cerrando otros rituales. más caminatas, en diagonal, el rostro de la bailarina y la luz. La expresión quieta. El miedo, la oscuridad.
Estas son algunas de las imágenes que provoca el espectáculo Puro deseo, el tercero que la coreógrafa y bailarina Luciana Achugar, radicada en Nueva York, presenta en la Zavala Muniz. Achugar se inspira, en este trabajo realizado en conjunto con Michael Mahalchick, en los fenómenos paranormales, lo oculto, y las representaciones de la monstruosidad en el cine y la literatura gótica, a través de una experiencia visceral e intuitiva del sonido, el movimiento y la presencia exagerada de la luz. 



***

PURO DESEO: “Surge como una vuelta al proscenio y la caja negra luego de haber creado dos obras en las que busqué romper con la cuarta pared. Una en la que el público estaba alrededor y podía moverse por donde quisiera y los bailarines se metían entre la gente y se sentaban con el público, y otra en la que el público estaba sentado frente a un espejo y toda la obra sucedía vista a través del espejo”.

EL RITUAL: “Cuestionarme la propia creación, me llevó a la idea de que el artista podría ser una especie de curandero, brujo o hechicero que ayuda a exorcisar ciertos demonios, siendo él el que está dispuesto a ingerir el momento histórico presente... A partir de esta idea, me propuse hacer una obra que quiere ser un hechizo pero que se sabe absurda y que por lo tanto no es más que un exponer el delirio de grandeza y la fantasía de crear una real transformación en el público”.

ESTRENO EN NYC: “El estreno fue muy bien acogido en Nueva York. En lo que la mayoría parece haber coincidido es que esta es una obra con mayor sofisticación coreográfica que las anteriores, y a mucha gente le pareció más interesante que haya un hombre en escena conmigo. Hubo gente que pensó que era más sugerente el haber dejado de trabajar con un grupo de mujeres, como lo había venido haciendo, ya que en esas obras el significado podía ser reducido por algunos al de un feminismo de pancarta”.

IR Y VOLVER: “Para mí es muy importante el poder venir a presentar mi obra en Montevideo, por distintas razones. Primero, por el simple hecho de querer compartir lo que hago con mi gente, cuya opinión respeto mucho. Porque aunque hace años que vivo en el exterior, sigo siendo uruguaya y mi sensibilidad y mi identidad como artista y mis referentes tienen que ver con el Uruguay y por ello siento que debo mostrar mi trabajo acá”.

INTERCAMBIOS: “Es muy importante continuar una relación de intercambio con distintos artistas uruguayos y espero poder seguir haciendo más y más cosas acá... He notado que la danza contemporánea continua creciendo y diversificándose más y más cada vez que vengo, y siento que lo que se está investigando en Uruguay es tan vigente como lo que veo en Nueva York, tanto lo producido por coreógrafos de allí o del resto del mundo”.

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS