viajeros indie


Los platenses de El Mató un Policía Motorizado tocaron, por primera vez, en un escenario grande montevideano. Vienen de una serie de giras que los mantiene ocupados desde -por lo menos- un par de temporadas, más exactamente desde que han sido considerados -en España, en México, incluso en Estados Unidos- una de las banda indies más respetadas del continente. "Ya tocamos otras veces en Montevideo, en diferentes salas, y eso nos gusta", dice Santiago Motorizado, cantante, bajista y vocero de El Mató. "Nos gusta la ciudad, porque nos hace recordar un poco a La Plata. Hay esquinas muy parecidas. Y las experiencias que vivimos, y los amigos que hemos hecho, nos generan una conexión especial con Uruguay"
Montevideo y La Plata tienen varias cosas en común en la forma de abordar el rock y en sus tantas veces conflictiva relación con la metrópolis bonaerense. Hay algo que lleva a que estas dos ciudades rioplatenses generen artistas que suelen aderezar en sus discursos musicales la necesidad de lo alternativo: desde la leyenda de los Redondos o del Cuarteto de Nos, pasando por Estelares, Peligrosos Gorriones, Buenos Muchachos y La Hermana Menor, hasta escenas under más cercanas en el tiempo con sellos independientes que privilegian lo artístico, lo singular, lo diferente. No llama la atención que el indie, entendido como la pertenencia al linaje de bandas como la Velvet, Pixies y Sonic Youth, haya calado tan fuerte en los barrios platenses y montevideanos. De ahí, entonces, esa cercanía, esa familiaridad del público rockero local con la propuesta de El Mató.
"Hay características que unen a La Plata con Montevideo", dice Santiago. "Es una de las cosas por las cuales nos gusta tanto. Montevideo tiene una energía única y el arte que generan guarda ciertas similitudes con cosas que pasan acá. El ambiente universitario le agrega a todo energía juvenil, exploración e intelectualidad, pero el barrio y cierto espíritu periférico agrega su parte salvaje. Todo esto se mezcla en un mismo escenario generando un combo letal".

***

¿El estar tanto tiempo de gira, lejos de Argentina, cuánto les ha ayudado a fortalecer la identidad sonora del grupo, y de ustedes como músicos?
Santiago Motorizado: Seguramente mucho, aunque no lo visualizo de manera directa. No podría enumerar esos cambios, pero se que están ahí. Es genial encontrar experiencias parecidas por el mundo, que nacen de una misma inquietud, por el simple amor por la música. Es hermoso unirse gracias a esas similitudes y luego poder apreciar las diferencias. De todo eso se aprende mucho.
¿De qué manera estar de gira les ha hecho revalorizar lo que hacen y la "verdad" de movidas como la rioplatense y su tradición rockera?
SM: De verdad valoramos mucho más lo que pasa en Argentina, Uruguay. Quizás tengamos menos propaganda y seguramente no estemos en el centro de la atención de los grandes medios mundiales, pero acá están sucediendo cosas muy intensas, muy buenas, frescas y novedosas, grandes canciones y grandes bandas. No hay nada que envidarle a ninguna escena de ninguna parte, a nivel creativo; después -hablando de infraestructura para contener todo ese arte- ahí si, todo para envidiar.
¿Cómo se las han arreglado para que tantas giras no afecten lo creativo? ¿Hacia dónde se mueven las tensiones creativas de El Mató?
SM: Es difícil. La verdad es que hemos tenido momentos creativos durante los viajes, pero son los menos. Todo es cuestión de organizar los tiempos, y lograr armar esos espacios para nuestras exploraciones musicales. Saber que ahora la dinámica es distinta a la de nuestros primeros años; ahora los días, los meses y los años son mas cortos.
¿Qué han aprendido en el camino, como grupo, y en sus historias individuales?
SM: A mí me gusta cómo nuestras relaciones fueron madurando con mucho cariño, amor y humor. La pasamos muy bien viajando juntos.

Actitud rock

El Mató se encuentra preparando el sucesor de La dinastía Scorpio (2012), un disco que renovó y aportó luminosidad a la obra más ruidosa y oscura de los primeros trabajos de la banda. Es un cancionero que fue celebrado por la crítica de toda Iberoamérica, definido -de manera certera- como "el principio de una nueva era, fresca y misteriosa, en un plan pop post-apocalíptico". Volverán en formato ep, en un plan similar a la trilogía de los eps Navidad de reserva (2005)Un millón de euros (2006) y Día de los Muertos (2008). Faltan algunos detalles en la mezcla, para que a mediados de octubre renueven repertorio. "El rock siempre fue el brazo rebelde de la música y creo que sigue existiendo esa idea, pero no en cuestiones superficiales como la ropa, los tatuajes o la actitud cliché de la rebeldía tonta, sino en la necesidad de explorar nuevos caminos. En esto de llevar a cabo la experiencia de tener una banda de rock, esos caminos a elegir son infinitos, cuando antes parecían ser pocos, y eso es lo más divertido". (Santiago Motorizado)





No comments:

LECTURAS RECOMENDADAS

Noticias de cultura rock iberoamericana