pulso rockero


Es uno de los guitarristas de mayor recorrido en la escena rockera: fundador de Cadáveres Ilustres en los 80 y de Exilio Psíquico en los 90, está actualmente al frente del proyecto Sibyla Vaine. Orlando Fernández cuenta del segundo disco de su banda y algunos secretos del nuevo disco de Buitres, agrupación rockera en la que lleva casi una década como bajista.

Sibyla Vaine, la banda que comanda el buitre Orlando Fernández, es de alguna manera hija de la crisis del 2002, duros tiempos en los que armó la valija y se mandó a tentar buena fortuna a Madrid. Ya se había terminado Exilio Psíquico, nada parecía funcionar en Montevideo y grabó un apurado demo con algunas canciones que tenía sueltas, entre ellas "Milagros", vuelta años después un clásico del repertorio de Buenos Muchachos. Ahí quedó el nombre de un grupo que empezaría a funcionar, años después, con Orlando ya instalado como integrante de Buitres.
El año pasado, el 2014, Sibyla Vaine publicó un segundo disco, Tenue luz, con una formación más o menos estable que integran Fernández y Seba Codoni en guitarras, Nacho Lasida en la batería y y Alejandro Itté en el bajo. Hay una sensación, evidente, en canciones como "El viaje" y "El cardenal", de que todo está más claro, más luminoso, como que aparecen tonalidades rockeras menos estridentes, todo apoyado en los giros melódicos. Orlando se muestra de acuerdo: "Intentamos simplificar las cosas", dice. Y agrega: "Intentamos también dejar las canciones más despojadas, apuntando más a la canción en su modo básico. En el disco anterior busqué unir la música apoyándome en teclados y sonidos sintetizados, pero en este disco no hay nada de eso: los instrumentos se complementan entre sí para darle mayor libertad a la voz y a las letras".
Una de las grandes canciones del disco es "Almas gemelas", en la que colaboran el madrileño Jaime Urrutia (ex Gabinete Caligari) y dos veteranos de su banda estable: el uruguayísimo Esteban Hirschfeld y el valenciano Jorge Soto. "Conocí a Esteban hace unos años, estando en Madrid. Me pareció un tipo increíble. Y a Jaime le conocí en Montevideo, cuando compartimos escenario en Espacio Guambia. Así que cuando compuse la música y la melodía de "Almas Gemelas", y me trajo muchos recuerdos de la música de los 80 en España, decidí invitarlos a redondear la idea".

Familias musicales
Fernández es parte de varias familias musicales, pero de alguna manera termina siendo integrante de una banda que iluminó su adolescencia: de hecho, se metió en el rock siendo fan de Los Estómagos (hoy Buitres), siguiéndolos a todas partes junto a sus hermanos Alejandro (Pedro Dalton) y Marcelo. "Tenía la ventaja de que ya era amigo de ellos y que no entré a suplantar, sino que fue para sumar, ya que el Pepe (Rambao) pasó a tocar la guitarra. Al principio me costó un poco y tuve que aprenderme una cantidad enorme de canciones", cuenta, para dejar claro que "cada banda es un mundo y como tal funcionan muy distinto... Soy un poco el resultado de todo eso: Exilio y Cadáveres fueron mis bandas, con las que arranqué y me enseñaron muchas cosas".
Se siente muy satisfecho con el buen momento de Buitres, especialmente con un disco como Canciones de una noche de verano, repleto de buenas canciones. "A veces los cambios no son pensados y se hacen las cosas casi sin querer. Hay algo que me gusta mucho de Buitres y es que es una banda bastante impredecible; o sea, no nos juntamos y se hace un plan para ver qué tipo de disco vamos a hacer, sino que las canciones fluyen y se hacen. No es que éste sea un disco más Peluffo o más Pepe que otros, me parece que la gracia de Buitres es precisamente ese choque que se provoca entre los tres. Y el resultado, esta vez, son un puñado de canciones maravillosas".
La canción que más le gusta a Orlando es "Música de bordeadoras", la que cierra el disco: "Me parece una canción muy extraña y sorpresiva en el disco, que me hace acordar a Leonard Cohen". Cuando se le pregunta si canciones como esa o "Zurcidos invisibles" muestran un posible repliegue de Parodi en la composición, el bajista desbarata rápidamente esa teoría. "La idea de esa canción, precisamente, la trajo Parodi... Fue así como te dije: la composición se manejó como en los otros dos discos de Buitres que participé, tanto el Pepe, como Parodi como Peluffo traen ideas, o a veces canciones completas, que se terminan de redondear en el ensayo". Sobre el giro en el sonido de la banda, que algunos atribuyen al productor Jimmy Rip, también prefiere relativizar: "Sigo opinando que las canciones son muy Buitres, lo único que vistas desde otra óptica; la óptica de Jimmy Rip".

((artículo publicado en revista CarasyCaretas, 03/2015))

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS