las venas abiertas de alemania


Podría ser el guión de una película muy entretenida y con pretensiones de seriedad. De hecho, tiene todos los condimentos para serlo. No lo es. Es una novela, bien escrita, con un ritmo veloz, con cierta afectación propia del género policial, incluso de la novela negra, en los climas, en la construcción de los personajes. 
Un ex obrero de la fábrica Mercedes-Benz, de origen italiano, asesina al señor Meyer, un multimillonario. Sin piedad. Sin dar explicaciones. Espera a que llegue la policía y se entrega. El crimen da comienzo a un juicio engorroso: el victimario elige el silencio, no contar absolutamente nada. Aparece luego un abogado defensor joven, impetuoso y con notorias ambiciones. Se enfrenta a un viejo zorro de los juzgados. Le gana. Contada así es una historia cuyo final satisfactorio descorre el velo de una verdad estremecedora en lo íntimo y en lo colectivo, con todo lo que implica denunciar ciertas chicanas de la justicia alemana para salvarle el pellejo a miles de sus ciudadanos implicados en crímenes en la Segunda Guerra Mundial.
Deben señalarse algunos datos para nada menores. El autor -Ferdinand von Schirach- es todo un personaje en Alemania: abogado defensor penalista, mediático y nieto de un criminal de guerra nazi. La historia que se cuenta tiene como escenario un episodio clave en la historia judicial alemana: la ley que permitió una salida elegante (y ciertamente escandalosa) al revisionismo de los años sesenta.
El caso Collini se inscribe en un posible género de novela judicial, variante complementaria al boom editorial de la novela negra. Cuenta una muy buena historia y su autor entrega un conocimiento de primera mano sobre los temas que trata, sobre el sistema de justicia y sobre las heridas abiertas de Alemania. Hasta ahí todo funciona. El único problema es la ligereza de la mitad de la novela hacia el final, su indisimulable frivolidad y falta de sorpresa. Falta la densidad del novelista, que von Schirach no alcanza, pese a haber firmado dos excelentes libros de relatos de no-ficción -Crímenes y Culpa- que lo han convertido en uno de los escritores más exitosos en lengua alemana de la última década.
Si le gustan las buenas historias y quedar enganchado en un thriller con condimentos políticos, El caso Collini es una excelente lectura. Pero si busca buena literatura, algo que lo provoque, que lo lleve a reflexionar sin tantos estereotipos sobre el complejo mundo criminal, los dos primeros libros de von Schirach estarán a su medida. Y en eso, hay pocos que puedan competirle. No le sonarán, por cierto, a ese tipo de película candidatas al Oscar que se olvidan en una semana.

((artículo publicado originalmente en revista CarasyCaretas, 12/2014))

No comments:

LECTURAS RECOMENDADAS

Noticias de cultura rock iberoamericana