ese asunto de la periferia



Dos graffiteros españoles llegaron a Montevideo para estampar su arte en paredes de la ciudad. La serie de piezas que pintaron en espacios urbanos forma parte del proyecto Periferias, que David de la Mano y Pablo Herrero comenzaron en el año 2008 en Salamanca.

Los muros de Montevideo han dejado de ser grises. Desde hace unos diez años que la práctica del stencil, de bandas de graffiteros como Kncr y Crew del Sur, o de muralistas solitarios como Alfalfa, nos vienen acostumbrando a que la intervención urbana imprime nuevos diálogos y cartografías para una ciudad demasiada habituada al monólogo de las pintadas políticas y al dudoso ingenio de hinchas de cuadros de fútbol.
No todos los graffiteros que han dejado su marca en la ciudad son montevideanos. Desde el legendario paso del belga Obes, que dejó escuela con sus más de cien obras distribuidas por toda la ciudad, son muchos los artistas de paso que se han tomado un tiempo para pintar. Un largo muro en la calle Uruguayana, las paredes de Parque Capurro y algunos rincones del barrio Sur son los rincones habitualmente elegidos para el intercambio entre artistas locales y visitantes. Pero esta vez, los españoles David de la Mano y Pablo Herrero, de paso por nuestra ciudad hace algunos meses, eligieron otras zonas para dejar un par de murales de alto impacto visual. Más cerca del Puerto, en esos típicos bordes urbanos que ellos eligen para desarrollar el proyecto Periferias.
“El objetivo es realizar obras en lugares marginales, espacios abandonados, o alejados del centro. El proyecto comenzó en el año 2008, en Salamanca, concretamente en el barrio Pizarrales, y hasta el día de hoy continúa siendo el marco preferente de nuestro trabajo en la calle”, dice David, quien contó a CarasyCaretas que su relación con Montevideo comenzó con viajes familiares. “Desde la primera vez que visité esta ciudad, junto a mi esposa que es de aquí, me pareció un buen lugar en el que pintar murales”. Algo similar a lo que decía Obes, cuando remarcaba que Montevideo era una especie de “paraíso graffitero”.

***

¿Qué tipo de murales han pintado en Montevideo?
D: Los murales que hemos pintado en Montevideo con Pablo son una continuidad del trabajo que venimos realizando en los últimos años, de nuestro proyecto Periferias.
P: Llevamos cinco años pintando murales en la calle, y te diría que esde el principio la compenetración entre ambos ha dado lugar a muchas piezas. La fórmula es que tanto su imaginario pictórico como el mío se complementan bastante bien. Digamos que en muchos casos, la interrelación entre nuestras obras es más potente que por separado.
¿Qué estéticas o artistas les parecen interesantes de lo que han visto en paredes de Montevideo?
D: A mí me gusta la obra de Gualicho, argentino residente en Mendoza, que ha hecho alguna obra en Montevideo. Me interesan otras obras que he visto en la calle, pero aun no soy capaz de identificarlas con los artistas que las han realizado. Particularmente, la ciudad en general me parece muy poética, tal vez con halo de decadencia, y eso pareciera resaltar cualquier trabajo en la calle.
¿Qué es lo que los define como artistas callejeros?
D: Lo que nos define no lo tengo claro, pero a mí lo que me interesa del trabajo en el muro es la transgresión de los códigos de comunicación convencionales, la reivindicación de la calle como espacio de participación en lo público. Estos podrían ser los parámetros en función de cuales oriento mi trabajo en este momento.
¿Cómo fueron las salidas a pintar juntos en esta ciudad?
P: Hacer street art en Montevideo ha sido más fácil de lo que esperábamos. Hemos tenido una gran variedad de lugares para intervenir, sin problemas con las autoridades y con el apoyo de los vecinos, quienes nos han ofrecido apoyo logístico... escaleras, agua, etcétera. Lo que más me llamó la atención de la ciudad en cuanto llegué, fue la cantidad de pintadas electorales en cualquier muro, lo que me hizo pensar que la ciudad es un buen territorio para el street art. No hemos tenido mucho relación con otros artistas urbanos, pues el poco tiempo que hemos tenido para hacer las piezas lo hemos utilizado para pintar juntos. Creo que Montevideo da mucho de sí en cuanto a expresión artística. Hay muchos soportes, paredes, casas, etc, esperando a ser intervenidas. Nos hubiera gustado pintar algunas piezas más, quizá para otra ocasión.

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS