pinturas ecualizadas



La serie de pinturas Rapsodia Entertainment _ Complejo Turístico ***** , del artista Diego Focaccio, supone un sutil entramado de imágenes donde dialogan la abstracción geométrica y la música electrónica. La propuesta, que pudo verse en el Gurvich en el otoño de 2012, reflexiona sobre la representación virtual de lo sonoro.

El artista Diego Focaccio se sorprendió, una tarde de hace varios años, rellenando hojas cuadriculadas con drypens de colores. Lo que empezó siendo un juego, un pasatiempo, derivó en el desarrollo de una obra compleja que relaciona la abstracción geométrica con la iconografía de ecualizadores virtuales y logos de sellos discográficos. Llevó la idea al taller: sustituyó el papel por lienzo, trazó las cuadrículas con lápiz, y finalmente suplantó los marcadores por el empleo del óleo.
Pese a que en esta particular serie de obras que puede verse en el Gurvich, reinterpreta señas virtuales y digitales, Focaccio trabajó desde lo manual, lejos de la estética del mouse. “La pintura es directa y no hay máscaras para realizar los rellenos; quizás sí hay mucho pulso”, cuenta Focaccio. “La línea del lápiz finalmente desaparece, ya que el color ocupa el mayor espacio de la percepción visual, solo interrumpido por la grilla cuadriculada”. El formato que eligió fue el de los tradicionales long-play. Y a la hora del montaje en sala, visualizó que las obras podían instalarse siguiendo el dibujo de una ecualización, siguiendo la estética del reproductor virtual de música Winamp.

***

MÚSICA VISUAL: “La música y la cultura musical es una las tantas cosas que me interesan. Inicialmente, realicé una rigurosa selección de diseños de logos de sellos discográficos, los que debían presentar la posibilidad de ser transferidos a un plano de mayor escala por medio de una cuadrícula. Una vez detectados aquellos logos que cumplían con esta característica, podía entonces transferir un segmento o la totalidad de la imagen. Esta decisión dependería, en todo momento, de la visión que yo pudiese obtener a consecuencia de la capacidad sugestiva o evocativa que el nuevo status de la imagen me pudiese generar. Posteriormente, estaba en condiciones de profundizar la visión percibida, trabajando desde el título, en la imagen, el espacio y el tiempo que el mismo pudiera contener”.

FORMATO LONG-PLAY: “Creo estar entre los que han visto un gran número de cubiertas de discos, muchas de ellas dentro de la categoría cover art. La mayoría vinculadas a producciones de artistas internacionales. Varias excelentes o geniales. Calculo que el mejor balance es que entre el artista, su producción musical y el público objetivo, la ecuación sea, al menos, ajustada, cuando no tendiente a priorizar la sofisticación, en cualquier aspecto. Lo que estimo, significaría un plus para el otro, o en su defecto, le exigiría algo más de atención, lo que de alguna forma implicaría ampliar su rango de percepción y comprensión”.

POP ART: “Estimo favorable reflexionar acerca de qué entendemos cuando pensamos en pop-art, especialmente hoy, y particularmente en Uruguay. Ejercicio que también podría realizarse con relación a ambos términos por separado. En la actualidad, tiendo a pensar que el pop, o ciertas acepciones de él, están transversalizando gran parte de la cultura contemporánea, muy posiblemente asentada en el desarrollo tecnológico y la comunicación”.

ARTE DE PORTADA: “Nunca he pensado en diseñar la portada de un disco. En lo que a mí respecta, tendería a pensar en artistas internacionales. Ahora, si de acá se tratase, dependiendo del contenido musical como del paradigma estético a partir del cual trabajar, tal vez podría pensar en Buenos Muchachos, como en algún artista vinculado al electro”.







No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS