cuando una amiga se convierte en vampira



“el primer día, la vi sonreír. inmediatamente, deseé conocerla”. así de simple y directa, sin concesiones y demostrando lo innecesario de toda adjetivación, la pluma de amelie nothomb introduce al lector -sin prólogos ni vueltas- en una historia que encanta y perturba desde la primera línea. ella, la protagonista, en su primer año universitario, sufrirá de una amistad que le traerá numerosos conflictos: una compañera llamada christa, tan encantadora como invasora.
blanche escribe su historia en primera persona, desde sus 16 años, con el clásico toque introvertido de los personajes femeninos de nothomb. blanche funciona desde esa primera frase como espejo de la autora, pero también de cualquier lector que haya vivido esos difíciles años de una manera similar: en la tortura por encontrar un modelo identificatorio, y sobre todo peleando uno a uno contra los miedos que genera ingresar en el mundo adulto. blanche es, desde la primera hasta la última página, una antiheroína sabedora de su fracaso, quien pese a saborear el placer morboso de la venganza no oculta la desazón de la destrucción definitiva del lejano e intocable paraíso infantil.
antichrista se convierte en una novela de iniciación, y no debe olvidarse que en los últimos años se ha puesto de moda el fenómeno de “diarios de iniciación de chicas de 14, 15 o 16”. precisamente uno de los booms editoriales de los últimos años fue la aparición de la ‘escritora’ italiana melissa panariello, quien llevó al papel su despertar sexual levantando un buen escándalo con poca literatura. la novela de nothomb, en primera instancia, parece encajar en este tipo de relatos, y más si pensamos en la manera en que su personaje se mete en la piel de una niña que quiere ser grande y que se ve perturbada por los cambios de su cuerpo y en sus relaciones de amistad. además, la escritora francesa -como sucede en otras de sus novelas- desliza un sutil imaginario homosexual, ligeramente ingenuo pero perturbador, que se instala desde el deseo animal que blanche explícita de querer conocer a christa a cualquier precio. la diferencia de nothomb con panariello y con la japonesa lijima, es que es una excelente escritora, y que su talento literario va bastante más allá que el efecto vendedor de la trama. y el mínimo juego de la trama, tan sórdido y tan bien narrado por nothomb, es mil veces más provocativo y perturbador que las aventuras sexuales de una italianita de pueblo. así de sencillo.
¿qué sucede en antichrista? desde el comienzo, el lector adivina el fracaso de la relación entre blanche y christa. ellas no tienen en común más que la edad. llena de complejos, blanche admira a escondidas a christa, una joven mitómana, despreocupada y creída que hará de blanche su presa ideal. empezará por invitarse a su casa hasta que blanche deje que su compañera se apodere de su mundo. christa invade su cuarto, hechiza a sus padres, no deja a blanche ni leer ni estudiar, la humilla en cuanto puede delante de los demás estudiantes. en realidad, sus mentiras cubren el rostro de un ser lleno de dudas y nadie más que blanche es capaz de ver en christa a la verdadera antichrista.
una novela, en definitiva, que pone en guardia contra las falsas amistades adolescentes que consiguen embaucar a los más débiles. y que, por si fuera poco, nos pone al día con la mejor escritora francesa contemporánea.

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS