contra todas las guerras

Montevideo recibe este mes de octubre de 2017, en una sala del MAPI, una instalación que tiene como centro una emblemática arpillera bordada por la cantautora chilena Violeta Parra en los primeros años 60. Contra la guerra: lectura de una arpillera, incluye la posibilidad de admirar la poderosa imagen anti-bélica, exhibida junto con un estudio curatorial en el que se contextualiza la obra en su tiempo y en su vigencia contemporánea, además de abrir el museo a talleres grupales de bordado y otras actviidades. Todo enmarcado en los 100 años del nacimiento de Violeta, en una serie de actividades apadrinadas por el cantautor uruguayo Daniel Viglietti y el poeta chileno Jorge Montealegre.
"La muestra va en sintonía con los valores que desde el MAPI se busca impulsar", dice Luis Bergatta, coordinador de exposiciones del museo. "Homenajear a Violeta es reivindicar un compromiso compartido, en cuanto a la valoración y defensa de la principal riqueza de nuestra especie, su diversidad. Y más allá de apreciaciones artísticas y académicas, su obra, su legado, nos invita a múltiples reflexiones. Su arpillera Contra la guerra nos advierte de los peligros de esta, pero a la vez constituye un llamado a la paz, al diálogo intercultural y al entendimiento entre diferentes".
Contra la guerra, en palabras del chileno Jorge Montealegre, "sugiere la construcción de un alegato contra la guerra que tuviera más resonancia que la participación en un mitin antibelicista". Explica que debe entenderse la obra en un contexto de alta incertidumbre. De hecho, Violeta Parra venía de participar en el Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, en Finlandia, celebrado en el año 1962 bajo el lema "¡Por la paz y la amistad!" Fue el mismo año de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Desarme, con sede en Ginebra; el mismo año de la crisis de los misiles en Cuba y de una muy alta tensión en la frontera entre Chile y Bolivia por el litigio sobre el río Lauca. También fue el año de las grandes marchas de Martin Luther King contra el racismo y de los ensayos nucleares de China. "Cuando Violeta termina su arpillera, expresa su sensibilidad por estos sucesos y discusiones. En ella está su opinión sobre un país, un continente y un mundo convulsionados y –en el marco del discurso por la paz- se ven claramente los tópicos de su obra: lo religioso, lo mapuche; el circo, la guitarra; los jardines humanos, el canto a la diferencia".
Volver, hoy, en el 2017, a este gran ejemplo de la obra textil de Violeta Parra, es también una reivindicación a esta zona de su producción artística. "El arte textil de Violeta Parra no ha sido suficientemente valorado", dice Montealegre. "Su obra plástica es muy extensa y recién ahora tiene un lugar fijo de exhibición: el Museo Violeta Parra en Santiago de Chile. Además de su obra musical, de recopilación folclórica y de composiciones propias, en su obra plástica encontramos arpilleras, lanigrafias, óleos, escultura en alambre y obras en papel maché". La exposición que se presenta en el MAPI, de la arpillera Contra la guerra, es precisamente parte de esta mirada revisionista a la obra de Violeta Parra.

###################################



Aquí y ahora
"Hoy en día, con Trump amenazante, con Corea del Norte amenazante, y un planeta desconcertado, es absolutamente vigente la preocupación por la paz mundial que expresa la arpillera de Violeta Parra. En ella dialoga coherentemente con sus poemas y canciones. El discurso era vigente en los años sesenta y lo sigue siendo ahora". (Jorge Montealegre)

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS