poesía de riesgo y exceso


La caza nupcial, fechado en 1992 y publicado por el sello argentino Último Reino, es uno de esos libros que en una primera lectura pone en entredicho las formas y maneras habituales de una época. Sin embargo, el intenso poemario de Eduardo Espina ha logrado atravesar el tiempo, pese a tanta intemperie y silencio. Posiblemente la pátina invisible del culto lo lleve a resultar imprescindible a la hora de redefinir un contexto -las salidas de las dictaduras, el final de las oscilaciones entre abstracción y poesía social, la sinergia de las emigraciones políticas o no- desde poéticas más arriesgadas y acaso más cercanas a los pliegues de tiempos "barrosos", como los definirían Néstor Perlongher o Reinaldo Arenas, dos de los ávidos lectores en sus primeros pasos en la poesía.
El mítico sello argentino que labró el prestigio de Marosa di Giorgio y muy especialmente de Perlongher, le abrió espacio a este segundo gran libro de Espina, continuador del festín de lenguaje que iniciara diez años antes en Valores personales, este sí definible como poemario maldito que apenas circuló pero le alcanzó al poeta para hacerse un nombre entre el emergente linaje neobarroco.
Ambos libros tuvieron el sino de la distancia, sumidos en los recovecos y rincones en los que suelen pervivir tantos de los grandes (e invisibles) textos de la mejor poesía. Las buenas bibliotecas están repletas de estos tesoros que, cada tanto, se resignifican o vuelven en antologías, publicaciones en revistas o en estudios críticos que invitan a nuevas lecturas y relecturas.
La peripecia vital de Espina ahondó esta situación de invisibilidad. Afincado en el mundo académico, en Texas, desde los primeros años ochenta dedicó toda su energía a la investigación y a la docencia. Entre sus trabajos y publicaciones destacan ensayos literarios que explicitan sus deudas hacia el modernismo (sobre todo, Julio Herrera y Reissig), acercamientos a una filosofía urbana acaso posmoderna, temas tan caros a sus columnas periodísticas (La condición Milli Vanilii o el más cercano Las ideas hasta el día de hoy), o la evidente necesidad de un puente personal con su tierra en el ensayo Historia Universal del Uruguay.
No es que la poesía quedara en segundo plano, ni mucho menos. Siguió publicando algunos libros dispersos, varias plaquetas, pero sobre todo en un nivel de revistas internacionales y académicas de escasa o nula circulación en Montevideo. Hubo sin embargo un punto de inflexión en El cutis patrio (2006), libro que tampoco se publicó en Montevideo, pero sí en México y también del otro lado del Río de la Plata, en un sello de alto prestigio alternativo: la porteña editorial Mansalva.
El desmadre barrococó de Valores personales y La caza nupcial se vuelve en El cutis patrio más transparente y menos abigarrado, configurando otro gran momento de la poética de Espina. Es un libro poderoso, de alguien que entiende al lenguaje como herramienta para traducir el mundo y filtrar a partir de él experiencias, historias y tiempos.
Estos tres libros conforman la armadura de la antología La imaginación invisible y por ende de la obra poética de Eduardo Espina. Funcionan como trilogía y dan cuenta de una de las plumas más intensas y rigurosas de la última poesía uruguaya. Pero la edición no se queda en ordenar viejas glorias sino que arriesga la publicación de una no menos excesiva y cercanísima obra inédita que reúne dos libros: Mañana la mente puede y Todo lo que ha sido para siempre una sola vez, este último una serie de textos escritos a partir de la muerte de sus padres.
Hay en estos textos reciente de Espina la constatación de sacarse el velo, del poeta neobarroco coqueteando con la autobiografía, dando paso a una voz personal, sin el filtro de los juegos de lenguaje y con la aparente necesidad de contar. Siempre, eso sí, desde un extremado lirismo, el de los mejores fotógrafos del idioma, armado de palabras, maestro en el arte del "casi entender" (como define Pope al estilo de Espina), dejando de lado el universo de la razón para llevar al lector a un "campo abierto, impredecible y rico en oportunidades".

((reseña publicada en la revista CarasyCaretas, 06/2015))

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS