la ciudad como objeto inacabado


No quiero tu voto, sólo que mires”, fue el lema de la exposición Ghierra Intendente, que se desarrolló en el Subte Municipal en el otoño de 2010, en la previa de las elecciones municipales. El dibujante, que tiene una notable producción reflexionando sobre ciudades imaginarias y reales, buscó provocar, partir de la instalación, un debate sobre Montevideo.


Las ciudades dibujadas a lápiz por Alfredo Ghierra se pueden ver de una manera rápida en alfredoghierra.com.uy, o mejor aún en el libro Ciudades publicado por Zona Editorial. Las escenas urbanas del artista, que incluyen versiones retrofuturistas de clásicos rincones montevideanos, como también de la búlgara Sofía, la italiana Venecia o bien evidentes reconstrucciones a partir de la obra literaria de Italo Calvino, conforman una sólida y potente obra que han llevado al artista a exponer en galerías de arte de la región y de las principales ciudades europeas.
El artista se propuso salir de su trabajo habitual para provocar una serie de reflexiones sobre Montevideo, coincidiendo con las elecciones municipales del año 2010. De esa manera surge el personaje Ghierra Intendente, presentado en el espacio público del Subte junto a una serie de propuestas personales y de otros artistas, diseñadores y estudiantes invitados. “La muestra surge a partir de un deporte que practico en mi calidad de pasajero del transporte público, que es el hecho de ir mirando la ciudad”, dice Ghierra.


¿Cuánta es la importancia de las ciudades y de qué manera se vuelve necesario reflexionar y debatir sobre Montevideo?
Las ciudades son el artefacto humano por excelencia, el compendio de casi todo lo que el hombre fabrica. Me fascina como objeto inacabado que es, como muestrario de usos y costumbres, como libro abierto y escenario de la vida. Las ciudades son también el reflejo de sus habitantes y si bien cuando yo las dibujo aparecen desiertas, se trata más bien de la soledad del teatro antes de la función, o de la ciudad de noche, o del vacío de los feriados, o simplemente del hábito de vivir en una ciudad como Montevideo donde la gente no se aglomera jamás. Pensar en Montevideo es para mí algo mas que una obsesión: es una necesidad, sobre todo al verla tan llena de posibilidades, tan bella y al mismo tiempo tan vilipendiada, tan desconocida por la mayoría de sus habitantes, que siempre están soñando con urbanidades extranjeras, ajenos a los innumerables contratiempos que se evitan por vivir acá y no en sus fantasías cinematográficas.
¿Cómo es la ciudad ideal para Ghierra?
Una ciudad hecha por y para personas conscientes, principalmente porque las ciudades son sus habitantes y la consciencia que estas personas tengan en lo que refiere a convivencia interpersonal, relación con el medio ambiente y apertura mental, son las bases sobre las que se construirá una ciudad mejor y por ende mas hermosa. Se ha extendido el concepto de que lo "popular" no tiene por que ser "bien diseñado", cuando en realidad el hecho de agregar diseño a las cosas no tiene otro fin más que hacerlas eficaces e inteligentes: la belleza es intrínseca al buen diseño. Esto es algo que se aprende al observar la naturaleza. Una ciudad ideal sería aquella de la cual sus habitantes se sienten orgullosos, por sentirse dueños y custodios. Pero para muchos hoy es dificil sentir a Montevideo como propia cuando su realidad diaria transcurre en la miseria mas indigna. ¿Cómo apreciar el mármol de un monumento si no sé lo que es marmol ni lo que representa el monumento? No es que defienda el vandalismo, solo intento entender su existencia para ensayar revertirlo. Una ciudad ideal tampoco es un proyecto terminado, de otra forma sería una ciudad muerta, no es lo que imagino al pensar montevideo. Tampoco un parque temático ni un museo abierto, no, nada de eso; la ciudad ideal que imagino implica también errores y enmiendas, pero sobre todo gente que la vive, la disfruta y la imagina en medio de sus trajines y sus trabajos cotidianos.
¿Cómo definirías a este momento de la ciudad?
Es un momento propicio para la utopía, ya que de alguna manera unas utopías se volvieron realidad en el Uruguay del 2010, tal vez la más evidente sea la elección de un ex guerrillero como presidente de la República, un hecho que hasta hace poco tiempo nadie podía siquiera imaginar. Esto abre la puerta a que un montón de imposibles se empiecen a considerar realizables. A nadie le escapa por ejemplo que el transporte publico de la ciudad no tiene ni pies ni cabeza y encima de todo es muy lento, pero responde a unos tópicos que nada tienen que ver con el servicio publico o la atención al usuario. De lo contrario hace rato que usaríamos tranvías eléctricos y vaporetos fluviales para ir del Centro al Cerro por la bahía, por poner solo un ejemplo.

((artículo publicado en revista CarasyCaretas, año 2010))


No comments:

LECTURAS RECOMENDADAS

Noticias de cultura rock iberoamericana