cultura blogger



me enteré hace bastante tiempo que existían los blogs y terminé abriendo este dedicado a todos los objetos que no van con la onda "manu chao". me enteré hace tiempo, pero como estaba en crisis con la mensajería instantánea (es lo que más detesto en la vida, después de los mensajes en los celulares y los emoticones), no les tenía demasiado confianza. después empecé a espiarlos.
y me entusiasmé con los que simplemente están ahí por la más simple y mágica necesidad personal de alguien. la de hacer una bitácora, la de poner un cable a tierra con alguien que está al otro lado y que no conoce.
un blog no es más que la vieja utopía de la página personal, que no alcanzó desarrollo ni masividad años antes porque los nerds no gustan de compartir con los demás mortales el infame lenguaje técnico de html y otros códigos. cuando alguien se decidió por fin a generar ambientes cómodos -aptos para cualquier novato, como en blogger, que con solo tres clicks se puede postear un texto o una imagen-, se democratizó el uso de los blogs, o de las bitácoras, como quiera llamárselas.
prefiero esa acepción, la de ‘bitácora’, porque se acerca a la de ‘botella al mar’. y porque entre los diferentes blogs me interesan los esencialmente personales, en los que no se esconda ninguna neurosis. por eso me gustan los blogs más naive y menos impostados. los que no quieren hacerse los inteligentes. eso no quiere decir que deban ser con nombre y apellido, para nada, simplemente que el hecho de mantener un blog, y hacerlo permanecer en el tiempo, obliga a salir de personajes estúpidos. entonces, por esa misma definición, es que el blog supone un paso adelante para la comunidad virtual, porque el blogger se entrega a la comunicación y se expone, mientras que en los chats -también por definición- se potencia el morbo, la banalidad y la incomunicación absoluta.

ebooks g.peveroni

al mismo tiempo, la posibilidad de permanecer en la comunidad blogger se parece demasiado a un baile de sociedad, en donde después que agarrás experiencia no importa si te sacan o no bailar sino disfrutar del baile y saber contemplar a los demás mientras lo hacen. no es más que eso. y es muy interesante, porque se da en un plano virtual, de parcial engaño, de seducción con las palabras o imágenes, escribiendo palabras que...
no son los blogs ‘políticos’ los de mi interés. además, no me parece de gran interés el que se proyecten millones de paranoias diferentes en la red. cada blog es en sí una ideología y con eso basta, aunque sean personales, y es ese precisamente el temor de umberto eco, quien ha dicho que el blog puede corroer el sentido de nación y de democracia. no sé si estoy de acuerdo con él. para mí blog es lo más parecido a comunidad anarquista que conozco; aunque debería ser más liberador de neurosis que basurero de paranoias. no sé, tal vez me equivoque, pero el que quiera denunciar algo, sobre todo si son temas menores, que saque un fanzine y lo venda, porque en formato virtual y sin dar la cara no le creo a nadie. en cuanto a su uso en guerras, por ejemplo, me parece increíble y una especie de excepción, y ahí sí es un arma que puede hacer temblar a un ejército, sobre todo por el tráfico de historias y fotos no oficiales.

2 comments:

Madonna_es_mi_madrina said...

¡Estoy MUY de acuerdo!

Buenisimo.

Anonymous said...

Aprendi mucho

LECTURAS RECOMENDADAS

Noticias de cultura rock iberoamericana