territorios en disputa


Lo primero que hizo el fotógrafo Ignacio Rodríguez Srabonián fue instalar viviendas precarias en algunos sitios claves de Punta del Este: en barrios residenciales, parques, terrenos municipales y playas. Les sacó numerosas fotos, a modo de registro, todas ellas con un fuerte impacto irónico. Son imágenes que no pasan desapercibidas. Luego dejó las construcciones en el lugar donde fueron instaladas, a la espera de estar atento a las reacciones desde la comunidad. La mayoría de las viviendas fueron denunciadas, destruidas, incendiadas y recicladas, de manera similar a lo que sucede con los asentamientos irregulares en la periferia de las ciudades contemporáneas. Se hace inevitable pensar en el borroso límite entre intervención artística y experimento social del proyecto al que Rodríguez Srabonian ha denominado Moebius.
Bienvenidos es otra de las etapas del proyecto. Es una etapa esencial, porque pone en la consideración pública, a través de prácticas publicitarias como la folletería, la cartelería estática y la impresión de postales, el trabajo de laboratorio que viene realizando Rodríguez Srabonián. Y se agrega esta semana una actividad de debate sobre el espacio público, a la que el fotógrafo llama "Territorios en disputa", con la presencia del escritor Hugo Achugar, el relacionista público Alfredo Etchegaray, el jerarca municipal Ruben Pérez y la antropóloga Adriana Goñi. "La ciudad es un espacio de intercambios donde los ciudadanos deberíamos darnos el lugar para generar la discusión y ser parte de las decisiones", dice Rodríguez Srabonian. "El espacio público es aún el lugar donde todavía existe terreno por disputar, donde todavía hay intersticios de lo no dicho, incluso para que ocurran este tipo de proyectos".

¿Por qué elegiste Punta del Este como territorio para desarrollar el proyecto Moebius?
I.R.S: El proyecto comienza en Punta del Este porque además de ser el lugar donde trabajo y vivo, es un excelente laboratorio para desplegar acciones que nos ayuden a reflexionar sobre los modelos de desarrollo, de la especulación inmobiliaria y las dinámicas territoriales y humanas dentro de una ciudad. En el fondo, siento que este proyecto es un mapa borgeano, un mapa de China que tiene el mismo tamaño que China. Un objeto que es idéntico punto por punto al territorio que representa; en definitiva, un simulacro.

¿Qué se estará jugando en la mesa "Territorios en disputa", en el debate planteado entre autoridades y figuras del campo académico como Goñi y Achugar?
I.R.S: Quizás se juegue la ejecución de otro simulacro... Pero por otra parte, y como mérito mayor, se dará participación a otros para que generen reflexión y dialogo sobre estas temáticas.

¿Moebius, en el concepto, tiene alguna relación con lo difuso de las fronteras, con ese estar afuera y al mismo tiempo adentro entre espacios urbanos diferentes, como se da en Punta del Este con los asentamientos del barrio Kennedy?
I.R.S: Un fotógrafo brasileño, Pío Figueiroa, sugirió el nombre para el proyecto cuando miraba uno videos que habíamos filmado en el puente de Laguna Garzón, a partir de esa idea de recorrido infinito que también sugiere la obra de Vignoly. Y ahora, cuando hablás de estar afuera y adentro, simultáneamente en el barrio privado y en el asentamiento, también se puede pensar en la cinta de Moebius. Más allá de que es difícil nominar, me pareció que el nombre servía para describir el limite difuso entre lo ficcionado y lo no ficcionado. Es decir, integra en el nombre las intervenciones, las fotos como puesta en escena y el despliegue publicitario, pero también la dimensión documental, las entrevistas en la cárcel, en el barrio de los realojados del asentamiento El Placer y otros trabajos que se integran al proyecto como una forma de investigación y trabajo de campo.

¿Qué ha venido pasando con la difusión pública de las fotos, a través de la plataforma Bienvenidos?
I.R.S: Bienvenidos, como llamo a esta campaña, suena un poco ambiguo y un tanto irónico; es un cliché de cualquier slogan del turismo global y despierta sin querer otras preguntas. ¿Quiénes son bienvenidos y quiénes no? ¿Adónde son bienvenidos? La relación centro-periferia, en todo caso, es mucho más compleja que un cinturón de pobreza que bordea la ciudad, porque también es un proceso de retroalimentación que implica la aceptación implacable de la desigualdad. Quizás Punta del Este sea un poco, para mí, y valga la distancia, como la Santa María de Onetti, en el sentido que podría ser cualquier ciudad pero elegimos ésta para que se desarrolle la historia. Es decir, no se trata de Punta del Este ni del Barrio Kennedy sino de la universalidad que representan, de las dinámicas que allí ocurren, de lo que podemos narrar, del esplendor del maquillaje y de lo que el maquillaje oculta.

((artículo publicado en revistas CarasyCaretas, 07/2018))

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS