reivindicación


A través de la palabra de familiares, allegados y científicos que conocieron al científico y maestro Clemente Estable, se estructura el homenaje audiovisual que realiza Pablo Casacuberta, todo un experto en el arte de narrar, no solo como director audiovisual también como prestigioso novelista y como apasionado intelectual para el que no existen los límites entre las artes y las ciencias. Si bien Casacuberta hace todo lo posible, en el plano formal, para desaparecer 'detrás de cámaras' y formular un reportaje coral sobrio pero entrañable, es imposible dejar de pensar en las razones por las que eligió dedicar una película al científico y en los múltiples reflejos que operan entre las obras de ambos, que son en definitiva esas no tan pequeñas cosas que terminan de armar la lectura e interpretación del documental Los aprendizajes de un maestro.
Entre los primeros relatos aparecen historias entrañables como la del niño que quiere ir al lugar donde sale la luna para capturarla, y sus padres lo acompañan en la aventura fallida pero enriquecedora. También se cuenta de la vez que se distrajo siguiendo a unas hormigas y descuidó el arco en un partido de fútbol entre amigos. Esas historias combinan muy bien con el becario que viaja a Madrid para compartir vivencias y laboratorio con el premio Nobel español Ramón y Cajal, con el idealista que funda un instituto y compra un primer microscopio en cuotas de más de la mitad de de su salario mensual, en definitiva con el hijo pródigo de una familia de inmigrantes de muchos hermanos y una madre que siempre le preguntaba qué cosa nueva había aprendido ese día. Así se va armando un relato minucioso, que termina convirténdose en un documento de gran importancia patrimonial: Los aprendizajes del maestro se impone como una película que debería verse obligatoriamente, no solo en algún momento del sistema educativo uruguayo y para los aspirantes a científicos y artistas, también por los que tienen alguna responsabilidad en repartir los dineros públicos.
Volvamos ahora a los 'múltiples reflejos' mencionados líneas arriba. El director Casacuberta, aunque no se lo proponga, o incluso aunque trate de evitarlo al elegir un formato convencional de reportaje coral, está contando una historia que le es muy cercana: él también integra una familia de muchos hermanos, todos ellos con una formación artístico-científica, y desde la primera infancia recibió una educación de altísima complejidad y riqueza. Es imposible entonces no trazar una línea entre el documental y los intereses de Casacuberta, desarrollados en su obra artística y en las últimas investigaciones que ha venido haciendo al frente de GEN (la aventura que lleva a delante junto con Andrea Arobba y varios destacados artistas y científicos amigos), o con anécdotas no tan menores (Casacuberta suele comentar de sus 'distracciones' estudiando hormigas, o de darle utilidad a los sueños o indagar en procesos neuronales, zonas que se relacionan directamente con la acción científica de Clemente Estable y también con el pensamiento de Mario Levrero).
Todas esas conexiones instalan a Los aprendizajes de un maestro en presente, en un aquí y ahora que reivindica la obra y pasión de Clemente Estable, y que exige también mirar con atención lo que propone -a través de su obra, y muy especialmente de GEN- ese artista mayor llamado Pablo Casacuberta.

((artículo publicado en revista CarasyCaretas, 07/2018))

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS