la gran novela


Los que hayan disfrutado de la película La grande bellezza no sentirán sorpresa alguna al encontrar, entre los títulos amarillos del catálogo Anagrama, una novela firmada por Paolo Sorrentino. Les sonará ese nombre, buscarán en la solapa y disfrutarán la coincidencia: el cineasta italiano de moda, autor de la película ganadora del Oscar a Mejor Película Extranjera, es el autor de esa novela que lleva una portada tan poco agradable.
No habrá sorpresa, porque alguien capaz de firmar una obra maestra como La grande bellezza no es otra cosa que un escritor camuflado de cineasta, aunque poco importe en su caso qué cualidad antecede a la otra. Todos tienen razón es la primera novela con su firma, ganadora del prestigioso premio Fiesole Narrativa Under 40, que le valió ser comparado estilísticamente con Céline y que muestra inocultables puntos de cercanía con el personaje Jep Gambardella, el escritor cínico que interpreta en la oscarizada película -magistralmente- el actor Toni Servillo.
Ambas son obras cercanas en su sensibilidad, en su capacidad de narrar el otro lado de la fiesta, esa fiesta interminable que en el caso de Todos tienen razón entrelaza las memorias fragmentarias y torrenciales de un cantante italiano de moda en los años 70 que decidió abandonarlo todo para pasar treinta años entre las calles tropicales de Natal y Manaos. Exiliado en el fin del mundo, con las vueltas de la memoria dispuestas a ser convocadas cuando un millonario italiano lo reencuentra con su vieja banda en la noche de fin de año de 1999.
Vuelvo a la portada de Todos tienen razón, detalle no menor. No se les ocurra pensar en Kafka y en oscuras metamorfosis; en todo caso el cascarudo refiere al calor, a una (casi) eterna siesta tropical perturbada por insectos tropicales. Porque ese es el sino de la novela de Sorrentino, un autor que no le teme a las narraciones erráticas ni a eludir argumentos precisos, confiado en que la vida es una suma de desvíos y pasajes sórdidos que envidiarían grandes como Céline y agrego a la lista al también "tropical" Henry Miller. Ideal para leer entre siestas, es una literatura cargada de excesos.
El muy buen cineasta Sorrentino es autor de una gran novela. Pronto se anuncia la traducción al español de Tony Pagoda e i suoi amici, libro de relatos protagonizados por este personaje primo de Gambardella y muy cercano al también cantante Antonio Pisapia que protagoniza su primera película, L'uomo in piú. Una cosa lleva a la otra. En el caso de este talentoso napolitano, no importa si es cine o novela, lo suyo es Literatura.

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS