nueva ola



El año político uruguayo viene bastante revuelto y uno de los conceptos que está rondando con inusitada vehemencia en los análisis de politólogos y especialistas electorales es el de "renovación". Lo que debiera ser un trámite más o menos natural, se ha vuelto un sordo debate y se corre el peligro de perder de vista la necesidad de abrir espacios para las nuevas generaciones.
Este dilema no es precisamente una excepción en la sociedad uruguaya: la urgencia de renovar también se aplica a escenas -como la musical- en la que sellos, productores y públicos suelen apostar a lo seguro y los artistas nuevos ven limitada su capacidad de acción. En el rock, sin ir más lejos, experiencias alternativas como el colectivo Esquizodelia caminan más lento que lo deseable y artistas como Lucas Meyer o Carmen Sandiego -dos ejemplos para nada caprichosos, que llevan al menos un lustro trabajando y se mandaron sendos discos que podrían estar entre los mejores del año si pudieran mostrarse fuera del gueto- no obtienen la visibilidad que merecen. Y se suman otras experiencias aún más jóvenes, como Estampita o Vía Láctea, dos de los tantos sellos virtuales que se mueven en las redes sociales y ofrecen discos nuevos en formato descarga libre. Se cuentan por decenas los artistas nuevos. Solo hay que buscarlos, escucharlos y llevarse más de una grata sorpresa.
El formato cantautor parece ser el más movido y uno de los que pegó fuerte este año fue el rochense Nicolás Molina, quien publicó acompañado por Los Cósmicos un muy buen ep por el sello Perro Andaluz. Mientras se viene el esperado debut de Florencia Núñez, otros como Laura Chinelli y Diego Rebella mueven sus nuevos discos a la intemperie de redes como Bandcamp, o producen en sistema de crowfounding, como el próximo disco de Franny Glass.

Gularte, Severino y Cortizo: Renovación Ayuí
El sello independiente Ayuí, mientras tanto, apuesta fuerte a tres nombres: Damián Gularte, Lucía Severino y Fernando Cortizo. Los tres pueden considerarse “artistas emergentes” y están buscando identidades musicales. Si bien van por caminos estilísticos muy diferentes, comparten generación y la herramienta de la canción como formato.
Damián Gularte viene de probarse con un primer disco, Individuo rodeado, en plan pop. No logró mantener activa la banda con la que lo grabó y se encontró pensando un segundo disco que pudiera aplicarse al formato “guitarra y voz”, como suele presentarse en shows. Así salió Manjar hembra, el ecléctico cancionero que grabó para Ayuí, donde pasa de un bolero a un tango rockeado o a inspirados rastros de música medieval. “He puesto grandes esfuerzos en aprender a transitar distintos climas, sentirme cómodo con mucha variedad de ritmos”, cuenta Gularte. “A veces busco solamente el movimiento, la energía del baile, y en otros momentos estoy más interesado en generar climas introspectivos o canciones de amor”. El disco cuenta con la producción compartida de Sebastián Jantos y Diego Janssen, y entre los colegas que participaron en las grabaciones aparecen Pablo Meneses, Luciana Mocchi, Santiago Beis y Emiliano Pereira. “Hay muchas canciones de amor en el disco, pero no es sobre ese amor iluso en el que la musa es de cristal, más bien todo lo contrario, es un amor que tiene mucho de deseo, comestible y apasionado”, explica Gularte cuando se le pregunta por el tono de sus canciones.


Lucía Severino viene de un largo camino de investigación, a partir de los textos que escribe. Probó primero el formato banda, con Fernando Servián, Marcelo Zen, Alvaro Pacello y Gastón Figueredo, en un proyecto llamado Tránsito. Todos ellos participaron de la grabación del disco Los días, a quienes se sumaron invitados muy especiales como Ruben Olivera y Andrés Bedó. “Como en todo primer disco se aprende mucho”, dice Severino. “Se cometen errores, pero creo que refleja un momento de espontaneidad musical importante”. En cuanto a la estética estrictamente musical, parece casi imposible hablar de un género o un estilo determinado. Todo gira en torno a lo que se dice, al servicio de los textos de la cantautora, lo que marca un disco muy cuidado en su poética netamente introspectiva y urbana. “Lo que manda son las letras y la unidad viene por ahí”, explica. “Primero aparece la palabra cantada y hablada, por eso después aparece el rock, el pop experimental, el folclore y la electrónica, todo mezclado”.

Fernando Cortizo, al igual que sus dos colegas, recibió el principal espaldarazo para el disco cuando tuvo la aprobación del proyecto que presentó a Fonam. Es tal vez el más clásico, de componer con la guitarra y concentrarse en las historias y vivencias que remiten a cada canción de las que integran el debut Fluye. En una de ellas, titulada “Fue joven”, se inspiró en la figura de su abuelo, pero también -asegura Cortizo: “corresponde al reconocimiento de todas las personas que afrontan con heroísmo las dificultades de la vejez”. En otra de sus canciones, titulada “Villa Pancha”, homanajea a uno de los referentes de la canción popular uruguaya, al maestro José Carbajal.

Dilemas generacionales
Los tres se sienten parte de una nueva generación que está buscando un espacio propio en la escena musical uruguaya. Severino la define como “ecléctica, diversa, abierta y arraigada”. Hay una preocupación común, más allá de las diferencias estilísticas, por la raíz, por esa razón que hace -según Cortizo- “que cualquiera que nos escuche reconozca que son canciones en las que se reflejan la cultura uruguaya”. Esto se explica -para Severino- porque “hay un fuerte vínculo con nuestra música de raíz más popular y una libertad de apropiarnos y proponer formas nuevas”.
Es Gularte quien ensaya una respuesta acaso más polémica, que interpela a su propia generación: “Creo que ahora los músicos son mejores que nunca. Todos tocan muy bien, suenan increíble, estudian mucho. Quizás a mi generación le falta entender que los artistas que marcaron, son gente con gran locura y rebeldía, imprevisibles y sin miedo a equivocarse. Nuestra generación es la más profesional, académica y competitiva, pero está lejos de ser la más creativa y arriesgada... ser diferente ya no es algo que esté bien visto”.

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS