careta presidencial



La careta de Mujica es el punto central del montaje #PobreFamoso que pudo verse en la galería Innova de Punta del Este. Es una obra de la última produccion de Javier Abreu, artista que desde hace algunos años viene presentando ácidas reflexiones en torno a la imagen de políticos uruguayos, en especial de los principales líderes frenteamplistas.
Para la construcción de la “careta” y lograr el buscado tono gris, le agregó -al pigmento piel del latex- polvo recolectado con una aspiradora en su propio taller. La potencia de la imagen se distancia de otros acercamientos a la figura de Mujica que se han hecho desde el arte, el más cercano en el tiempo el promocionado “Perfume del Pepe” de su colega Martín Sastre. La provocación y la más que evidente acidez, muy lejos de todo relato irónico, son claves en los trabajos de Abreu, que agrega otras capas en esta misma muestra: el guiño con su trabajo conceptual El Empleado del Mes y la continuación de sus celebradas intervenciones sobre billetes de dólares americanos.
Una de las obras hechas con billetes es El Pichón consumista, réplica de la corona de espinas de Mondrian. Otra de las obras muestra una ampliación del paisaje impreso en el reverso de los papeles de 100 dólares, en el que puede verse a Tabaré Vázquez y George Bush (en una relectura de la polémica visita del ex presidente de Estados Unidos a Uruguay). A estas obras se suman dos uniformes de El Empleado del Mes (“en definitiva, el presidente es el primer empleado”, advierte Abreu) y una frase en estridente color rojo, sobre la pared mayor de la sala, donde se lee “No creo en los pobres”. Cuando el espectador se acerca a la pared se encuentra con otra frase, apenas visible, sobre el zócalo, que reza “... pero que los hay, los hay”.
“Innova ya tiene varios años en Manantiales y es un cubo blanco en el que se puede hacer lo que uno quiera”, dice. “En este caso, decidí mostrar las últimas obras que hice con imágenes de políticos”. De hecho, lo ha venido haciendo desde hace por lo menos una década, cuando presentó una serie de fotografías manipuladas de la secuencia del perdón presidencial de Jorge Batlle al argentino Eduardo Duhalde.

Varias obras “políticas” recientes de Abreu han tenido como protagonista a Tabaré Vázquez. La primera fue una mácara de Papá Noel que confeccionó para una feria de Navidad de la galería Marte Up Market. Luego vendría una instalación con Tabaré Vázquez estilo Mao y en el año 2010 presentó, también en Innova, el bóxer presidencial (de Tabaré Vázquez), obra que fue seleccionada en el Museo Nacional para una colectiva y ahora forma parte de la Colección Engelman-Ost.
“En realidad, con el actual presidente ya había trabajado en el año 2006, como se puede ver en mi página web”, precisa Abreu. En ese entonces, Mujica era ministro de ganadería y el artista diseñó una intervención con autoadhesivos para contenedores de basura vinculado con la serie El Empleado del Mes. “Quiero dejar claro que siempre trabajé con políticos, como “productos” populares”.

La particularidad de este último montaje puntaesteño se explicita en el propio nombre de la exposición. El hashstag #PobreFamoso es uno de los utilizados por Abreu en sus acciones tuiteras. “Twitter me parece un medio maravilloso, y no tengo dudas que a Mujica le fascinan los medios mucho más que el confort económico. Es cierto que no le interesa ser millonario; a él le interesa ser famoso”. Y explica, de inmediato, por qué eligió el concepto “careta”: “Cuando miro la foto de José Mujica con las estrellas del exterior que visitan Montevideo (músicos y actores), me viene a la mente la imagen de Menem en los noventa. En ese entonces los argentinos festejaban y publicaban en tapa de revistas a su presidente con las celebridades. Todos aplaudían”.
En la escena del arte contemporáneo uruguayo, Abreu no es el único que ha trabajado con la imagen de Mujica. Sobran ejemplos: el videoarte Dentichica de Julio Castagno, una obra reciente de Oscar Larroca, el ya mencionado perfume U From Uruguay de Sastre. “Muchos artistas pueden trabajar la figura del presidente, cada uno desde su sensibilidad. Pero te repito, yo lo hago desde hace años y no me preocupa que otros lo hagan”.

El mejor país
Con respecto a la expresión "uruguayeselmejorpaís", utilizada por el Ministerio de Turismo, Abreu se pregunta cuál es la medida para tal afirmación. “Siempre se dice, por ejemplo, que Uruguay tiene lindas playas y es un pueblo de paz… ¿Acaso las costas del Mediterráneo son horribles? ¿Y las playas australianas? ¿Hay guerra en Canadá, Noruega o Portugal? Uruguay es precioso y me gusta mucho, pero no adhiero a este fanatismo promovido por el gobierno, que lo único que alimenta es el conformismo y la falta de autocrítica”.

No comments:

LECTURAS RECOMENDADAS

Noticias de cultura rock iberoamericana