vida espiritual



_contexto
Montevideo es una ciudad con suficientes secretos como para satisfacer a los más exigentes paladares musicales. La peculiar escena de la música joven -por definición, expresiones sonoras ejecutadas por personas jóvenes-, ofrece un buen número de alternativas al rock de bandas hegemónico, populista, y por cierto bastante aburrido y políticamente correcto.
Más allá de la electrónica de Loopez, Deutsch y los bajofonderos, del contundente retro de Astroboy, Lucky Winners y Orange, del pop performático de Dani Umpi y Max Capote, y de una vigorosa escena indie en la que destacan bandas como Buenos Muchachos, Sinatras, Pompas, Maverick y Amelia, se esperaba –al menos teóricamente- por una nueva generación de cantautores que renovara una escena de artistas de solidez y trayectoria como Fernando Cabrera, Jorge Drexler y Martín Buscaglia.
Carmen Sandiego no es estrictamente una cantautora, pero su sola mención permite un primer extrañamiento, sobre todo al tratarse del combo musical del que más se habló en el under montevideano en el último año. El segundo y más potente extrañamiento sucede al escuchar los tracks del ep “Vida espiritual”: canciones ligeramente deformes, acústicas en su interpretación pero altamente noise en la capacidad de perturbar al escucha, y un tono naïve que los emparienta tanto con sus ídolos neofolk y ruidistas como con ciertos aires que recuerdan al montevideanísimo Eduardo Mateo.
Entre la constatable superpoblación de bandas adolescentes y juveniles con myspace y fotolog, cada vez es más difícil encontrar los tres o cuatro nombres aspirantes a escribir la música del presente. Carmen Sandiego publicó el mejor debut del año 2006 en Montevideo –mérito compartido con el primer disco de Amelia, quien tampoco es cantautora-, por lo que demuestran tener pasta suficiente para patear el tablero de la escena musical.

_integrantes
flavio lira (23 años)
leticia skryky (21 años)

_género musical
pop deforme

_formación
febrero de 2006

_obra editada
ep “Vida Espiritual” (2006)

_blog
dondeneelmundo.blogspot.com

_breve historia
Carmen Sandiego se forma en los últimos días del mes de febrero del 2006, cuando Flavio Lira pudo aprobar dos de las cuatro previas que tenía del liceo y Leticia Skrycky decidió que quería tener un hobbie.
La experiencia anterior en otra banda los hizo darse cuenta que lo ideal era prescindir de otros integrantes en el grupo que no fueran ellos, y ensayando tanto en el cuarto de Leticia como en el ex-cuarto de los abuelos de Flavio, para fines de mayo del 2006 ya tenían terminados al menos 20 temas.
Un golpe de suerte hace que aparezca una persona dispuesta a grabarlos, con el objetivo de tener un material que mostrar. Es así que durante tres meses, en el invierno de 2006, se encierran en el cuarto de dicho amigo -Diego Galceran- y graban su primer trabajo "Vida espiritual", llamado así por la colección de volumenes de Constacio C. Vigil de instrucción católica para niños en los años 40.
Aún no han debutado en vivo, ya que recelan mucho de ese primer show, teniendo como meta una fecha especial. Sí se presentaron en los programas radiales "Sábado pop" y "Radio bar", en los que hicieron sesiones en vivo en febrero del 2007, y antes de que terminara el año 2006 animaron una merienda para sus amigos, tanto de ellos como de la banda (cosa que no es lo mismo).


_a modo de entrevista
Flavio y Leticia, integrantes de Carmen Sandiego, son conscientes que los caminos que han tomado son bastante particulares para lo que es la escena montevideana, pero eso no responde a otra cosa que al hecho de ser un dúo y de hacer canciones, que para bien o para mal, suenan distinto a lo que son las bandas juveniles de la vuelta. No tienen claro si eso es una ventaja o una desventaja, pero intentan que se vuelque a su favor y poder lograr algo nuevo, ya sea desde lo escénico o lo puramente musical.
GP: No son fáciles las autodefiniciones, pero en propuestas como las de Carmen Sandiego suelen ser necesarias...
FL: No sabemos muy bien qué es lo que hacemos. Sabemos que nos gusta y a partir de eso quisimos mostralo, aunque somos bastante inseguros o tímidos. Si bien el formato es prácticamente acústico, y las canciones en general pueden ser clasificadas de "suavecitas", la idea es no caer en los clisés que abundan sobre el sentimentalismo. O sea, el "oh, soy tan sensible, cogeme", cosa que nos espanta. Tampoco queremos caer en gestos snobs o en poses, como el hecho de tocar con instrumentos de juguete y que eso suene a algo cool, cocorosieano, o que las letras tengan lenguaje procaz... Lo hacemos, porque no sabemos otra forma de expresarnos sin caer en tonterías, y porque no tenemos ni los conocimientos técnicos ni el capital para comprarnos violines, trompetas y cajas de ritmo. A fin de cuentas, todo lo que esto quiere decir es que no tenemos ningúna pose estudiada y no formamos parte de ningúna tendencia o gran grupo de amigos retroalimentador.
GP: ¿Qué opinión tienen de la escena musical uruguaya?
FL: Por un lado la escena uruguaya tiene un componente que la hace particularmente dificil. Y es que el reducido número de habitantes genera un reducido número de opciones, y esto no es solucionable, porque es un tema de proporción. Cuando lo que uno hace es en cualquier parte del mundo para un público pequeño, se hace bastante más dificil cuando la ciudad tiene proporciones ínfímas, horizontes muy chatos, y gente muy condescendiente con sus amiguetes. El otro problema es que la escena uruguaya no existe como tal. Es decir, no es algo tangible. Lo que sí hay son un montón de bandas, con un montón de pretensiones, y el mismo público toque a toque, que nunca jamás se atrevería a juzgarlas, por un temor de no realmente quedar bien frente a sus compañeros de fotolog. Todo se termina reduciendo a una serie casi farsesca de poses, absolutamente imitada de lugares más grandes, como por ejemplo Buenos Aires, que también, por otra parte, quiere imitar el modelo español y cool. Y como Marx dijo, cuando la historia se repite una vez es tragedia, y cuando se repite dos veces, es farsa. Así que no tenemos otra opción que no sea reírnos y al mismo tiempo amargarnos bastante, alternadamente, al ver a un montón de pueblerinos imitar a un montón de salvajes imitar a un modelo de primer mundo, que ni tanto, por otra parte.
GP: ¿Qué es rock para Carmen Sandiego?
LS: Todo aquello que se aleje la clásica posturita de "nena, subete a mi moto". Por ende, creemos que nos gusta todo lo que no sea rock.
FL: Mi ídola del rock es Kim Deal. Así que andá viendo. Una señora gorda, que puede no llegar a sacar un disco en 10 años porque se quedó mucho tiempo tomando cerveza y viendo a banditas de country en el bar cerca de su casa.
LS: ...Igual nadie rockea más que PJ Harvey.
FL: Lo cierto es que la gente que admiramos y que pensamos que rockean, probablemente no sean los clásicos modelos de estrella. Personalmente pensamos que pasan sus sábados comiendo pizzas y viendo el canal de compras, y eso también incluye a E de los Eels, Chan Marshall de Cat Power, Bill Callahan de Smog.
GP: ¿Cuáles son sus expectativas con el dúo?
FL: Tocar poco y bien... Sacar más discos, lograr un público fiel y contenedor... conseguir sucusucu... ah, y cambiar la escena montevideana por completo. Todo un problema, porque no existe una escena montevideana para cambiar... Y cuando tenga 35, quiero vivir en un apartamento precioso, con un gato, y bien alejado de toda esta gentuza que ahora vamos a tener que entretener.
GP: ¿Cómo es un show de ustedes?
FL: Chico, poco pretencioso, pero íntimo y responsable en el sentido narrativo... Es decir, no una ópera rock, pero sí algo con principio, desarrollo y final. Y probablemente un poco incómodo... Ojalá.
GP: ¿Qué piensan de Montevideo y de ser joven en el culo del mundo?
FL: Montevideo era una ciudad preciosa en los cuarenta y en los veinte, pero tampoco lo sabemos porque no estuvimos ahí. Lo que queda de eso ya es un fantasma de algo que la embellece y que no sabemos si de hecho es cierto. Y las pocas cosas buenas que tenía la idoscincracia uruguaya se están perdiendo: el culto al bajo perfil, el poco patrioterismo, el orgullo de ser ilustrados, la conciencia de vivir en un pueblo chico y tratar de no ser un ridículo al respecto. En cuanto a ser joven, es difícil proyectarse cuando todo es tan increíblemente incierto. Y más cuando uno no se siente joven, teniendo veinte.

No comments:

Noticias de cultura rock iberoamericana

LAS MÁS LEÍDAS